enero 10th, 2012 by echeva

 

La verdad es que no me gusta la nueva interfaz de gmail y os explico por qué:
 

Google presume de flexibilidad y adaptabilidad, y es verdad que se adapta mucho a distintos tipos de pantalla pero, en la práctica, la anterior era suficiente. Yo no le veía pegas.
Sin embargo, ahora, en general, veo que tengo que hacer más esfuerzo mental para ver toda la información que antes vería de un vistazo.

En general google está tendiendo a hacer desaparecer elementos de delimitación (explícitos, como recuadros o líneas o implícitos, como sombreados) con lo que la agrupación tiene que ser mental, es decir, la tiene que hacer nuestro cerebro. Por ejemplo, el listado general puede parecer más lógico agrupar todas las columnas de flags a la izquierda, pero tener el tag que marca si un mensaje es importante o no entre el remitente y subject, actuaba con un claro delimitador visual de columna. Ahora hay que hacer más esfuerzo mental para “ver” la línea imaginaria que los separa. Me canso más, me gusta menos.

Esta eliminación, por norma de sombreados, colores y, lo peor, contrastes, creo que es una mala aplicación del “menos es más” que siempre han hecho tan bien. Nuevamente, para identificar la información, mi cerebro tiene que trabajar más.
 

Aunque puede cambiar en el futuro, la mayor parte de los nuevos temas son poco prácticos por la falta de contraste entre texto y fondo en los márgenes, imágenes de fondo bonitas (que en la práctica no vemos porque las tapa la información y no hay transparencias), con bajos contrastes con los textos que se sobreimprimen, dificultando la legibilidad, y el sombreado de los elementos seleccionados es tan leve que son más difíciles de ver de un vistazo. Es algo que puede cambiar incorporando más temas, pero en la versión anterior había una opción para crear tus propios temas y ahora, ya no aparece.
 

El widget de chat, por ejemplo, en casi todos los temas, asigna el mismo color a los nombres que a las líneas de estado, por lo que ahora mi cerebro ya no ve claro qué es qué sin tener que leer para delimitar mentalmente la información y, de un vistazo, no puedo contar. Me canso más, me gusta menos.
 

Parece que, como cada vez tenemos pantallas más grandes y resoluciones mayores, ahora hay que hacer todo más gordo para que, otra vez, no vuelva a caber. No creo que esto aumente la “legibilidad”. Para usuarios “heavy” de correo, de los que recibimos un par de centenares diarios, es importante tener la máxima información de un vistazo. Cuando accedo a mi pantalla de correo quiero ver el bosque, no grupo de árboles. No puedo leer todos los emails que recibo, y os prometo que tengo un par de docenas de filtros clasificando y etiquetando. En los listados de correos, al menos se ofrecen tres posibilidades de vista: “normal”, “cómoda” y “compacta”. La compacta, me vale, así que no protesto, pero creo que Google, en esto, se está equivocando en esto a nivel global. Por ejemplo, la página de resultados del propio buscador de Google, cuando se accede desde un iPad, muestra todo tan separado y tan grande que, realmente, lo que se ofrece es una pantalla de “iPhone gordo”. Es necesario forzar la vista de escritorio para poder ver una lista decente sin tener que paginar constantemente. Señores de Google, mi pantalla es grande y tiene más resolución porque quiero que me quepan más cosas. No me obliguen a hacer scroll o paginar. Me canso más, me gusta menos.
 

Por último, la agrupación de correos en hilos (threads), ahora es mucho más bonita y te deja ver la foto de quien ha contestado cada cosa. Bien, antes la identificaba por nombre y color. Ahora con lo de poner la foto, han conseguido, nuevamente llenar mi pantalla grande de alta resolución y volver a obligarme a hacer scroll. Podría pensar que es “mejor mejora” si todos mis contactos tuvieran foto, pero, en la práctica, no la tienen, por lo que veo el mismo avatar gris en todos y ahora ya no puedo diferenciar el remitente por color y tengo que leer. En la práctica, otra “peora”. Me canso más, me gusta menos.
 

Hablando de iPad, cierto que Gmail ofrece una versión móvil que clona la interfaz de correo de iOS. Bien, para eso, tengo la interfaz de correo de iOS. Así que, en la práctica, uso la vista de HTML plano que me muestra mucha información y pesa poco aunque no es “bonita”. Observo con inicial alegría, que por fin funciona la vista de escritorio (en la versión anterior, se truncaba la página y no se podía hacer scroll). Pero, en la práctica, es inusable, pues es tan pesada que tampoco podemos hacer scroll. Seguiré con el HTML plano.
 

Como anécdota, tampoco sé en qué estaban pensando cuando colocan la opción de probar la nueva interfaz debajo (es decir cubierto por) del widget de tareas si lo tienes activo en la esquina inferior derecha. He tenido que buscar en internet dónde lo habían puesto para darme cuenta de que tenía que desactivar las tareas o ponerlas en una ventana suelta para que apareciera.
 

¿Y vosotros, qué pensáis? ¿Hay alguien a quien de verdad le gusta la nueva interfaz de gmai?

Compartir These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • TwitThis
  • Facebook
  • Meneame
  • Digg

One Response to “Por qué no me gusta la nueva interfaz de Gmail”

I enjoy reading through a post that will make people think.
Also, many thanks for allowing me to comment!

Leave a Reply